Lo mejor y lo peor de Joanne

Opinión

2017-02-21

35 comentarios


Ya han pasado unos meses desde el lanzamiento de Joanne, tiempo suficiente para hacer una valoración de lo que nos ha parecido este nuevo trabajo de la cantante. A día de hoy podemos considerar que esta era está entrando en su recta final y que poco más nos queda por ver a parte del Joanne World Tour cuando empiece, por eso consideramos que es un buen momento para hacer un pequeño análisis de los peor y lo mejor de este álbum.

Hoy traemos uno de esos post que encantan a unos y enfadan a otros, casi a partes iguales. Un artículo de opinión que divide al público y con el que nos arriesgamos a perder seguidores, pero que merece la pena porque nos gusta mostrarnos transparentes. Consideramos que de vez en cuando hace falta decir qué es lo que no nos gusta de Lady Gaga, siendo respetuosos y constructivos, dejando a un lado los gustos e intentando analizar la realidad de una forma más o menos objetiva.

Es importante decir que este artículo ha sido escrito únicamente por Eneko Muiño y que no todos los miembros de Ohh My Gaga! deben pensar igual. 

Lo peor



Pocas canciones con verdadero potencial para ser un hit


A veces hacer un álbum de canciones personales puede ser un arma de doble filo. Para tus seguidores será todo un regalo, porque además de disfrutar del talento del artista, te hará descubrir nuevas facetas de su vida. Pero al querer ofrecer algo personal te alejas totalmente de los sonidos que funcionan bien en las radios y este ha sido uno de los errores de Joanne. A pesar de tener canciones muy potentes (como A-YO o John Wayne) ninguna está preparada para ser un hit

Tropezar con la misma piedra


El gran error de ARTPOP fue la poca planificación y los cambios de última hora. En Joanne, aunque se ha llevado una buena gestión, el equipo de Gaga ha vuelto a tropezar con la misma piedra haciendo cambios inesperados. Por ejemplo, el "Making Joanne" del que de momento solo tenemos 2 episodios y prometieron más; la promoción de Perfect Illusion en televisión fue descartada tras su discreto estreno y los remixes de esta canción nunca se estrenaron; y el cambio de A-YO a Million Reasons como single. 

Han sido cambios ínfimos que a penas han perjudicado la trayectoria del disco, pero seguro que con una estrategia 100% cerrada desde el principio habría sido más efectiva



Centrarse demasiado en unos aspectos y olvidar otros importantes


El manager de Lady Gaga, Bobby Campbell, ha tenido una estrategia muy clara durante la era Joanne. El objetivo principal ha sido centrarse más en el talento vocal de la cantante que en el resto de sus facetas artísticas. Lo vemos en un disco sin nada de auto-tune ni de ningún retoque, canciones más acústicas, actuaciones donde ha estado por encima el demostrar cómo canta que el crear un espectáculo completo. 

Esta estrategia por si sola no es mala, pero no nos podemos olvidar que Lady Gaga no es solo una voz bonita. Gaga es show y la gente de ella espera una buena interpretación de la canción, pero también una gran performance con baile, grandes trajes, buena puesta en escena que impresione y una historia que contar. 

Por este motivo hemos visto durante esta era actuaciones demasiado descafeinadas (como la de A-YO en SNL) en las que sí había una gran canción potente y una coreografía, pero deja mucho que desear comparándolo con otras grandes performance que ha hecho Gaga en otro momento de su carrera.

Un mensaje poco atrayente


Gran parte del éxito de The Fame, The Fame Monster y Born This Way es el mensaje que transmite cada uno de los álbumes y con el que todo fan ha conectado desde el principio y se ha sentido identificado. Sin embargo, el mensaje de Joanne lo hemos sentido insuficiente. Seguro que hay muchísima gente con la que ha conectado, pero no lo vemos tan completo como el de sus predecesores. En este aspecto también consideramos que coincide con ARTPOP, al no tener este un mensaje tan completo.

Es muy bonita la unión familiar que quiere transmitir Lady Gaga y nos emociona con la historia de su tía, pero quizás al ser un mensaje tan personal no logra llegar a tanta gente. 

Poco innovador


Sabemos que hay mucha gente que piensa que este es su mejor álbum y toda opinión es respetable. Pero también sabemos que la imaginación y el talento de Gaga es ilimitado y que ella es capaz de hacer canciones mucho mejores que las de Joanne. No estamos diciendo que sean malas, porque nos encantan, pero en su discografía hay otras muchas mucho más originales y únicas que estas, con mucha personalidad y carácter, y las de este nuevo disco nos resultan en conjunto poco innovadoras. 

En Joanne tenemos canciones preciosas, desde Diamond Heart hasta Just Another Day, tenemos 13 nuevo temas que cada uno nos trasmite una cosa diferente. Pero a nivel musical y al nivel de composición nos parecen demasiado normales, sonidos y letras que tranquilamente podríamos encontrar en otro artista

Tenemos la convicción de que dentro de unos años, cuando Lady Gaga tenga unos cuantos discos más, recordaremos Joanne como una etapa bonita y tranquila pero demasiado olvidable. 



Lo mejor



Una nueva forma de conocer a Gaga


Pero todo lo malo también tiene su parte buena. Y es que todos esos aspectos negativos que hemos destacado son razones de por qué Joanne no ha destacado comercialmente y no ha enganchado tanto al público. Pero al que ha logrado enganchar lo ha hecho con mucha fuerza. ¿Por qué? Porque Gaga nos ha contado a través de sus nuevas canciones historias cercanas de su vida, de su día a día, y eso nos ha hecho conocerla y comprenderla mejor.

A veces estas historias no están en las canciones, pero sí en el alma del disco y en el proceso de su producción. Un álbum que ha nacido abrazado por el amor de la familia y la amistad, para dejar todos los malos momentos atrás y continuar avanzando.

Canciones que merecen la pena


Aunque sí tenemos algunas que creemos que son demasiado olvidadizas, hay otras con verdadero potencial y que son 100% Lady Gaga: Diamond Heart, John Wayne, Perfect Illusion, Million Reasons, Dancin' in Circles y Angel Down (Work Tape). A pesar de que estemos en el apartado de "cosas buenas", hay que resaltar que quizás Gaga no ha sabido aprovechar bien estas canciones. 

Con la sencillez también se gana


Haberse mostrado más sencilla que de costumbre, a pesar de que hemos dicho que es un arma de doble filo, también tiene sus cosas buenas. Y la principal es que ha terminado de ganarse al público general y ha terminado con todos esos haters que decían que no tenía talento para cantar. Ya nadie puede decir eso, y ahora hay mucha gente que ya conoce a esa artista escondida tras los trajes extravagantes. 

Este punto lo enlazaremos con el último porque hay mucho que decir.




Una nueva gira en camino que promete mucho


Lo más emocionante está por venir con el Joanne World Tour. Verla en directo es lo mejor de cada era porque Gaga da lo mejor de sí y esos conciertos se convierten en las 2 mejores horas del año para los fans que acuden. Pero no solo es lo mejor por eso, sino también porque es una cita para encontrarte o reencontrarte con todas esas amistades que has hecho gracias a esta gran artista. Es un día de emociones a flor de piel y en Barcelona lo viviremos el próximo 22 de septiembre. 

Un movimiento estratégico bien pensado


Todas estos aspectos de los que hemos hablado, tanto los buenos como los malos, tienen su razón de ser. Algunas cosas te habrán gustado más y otras menos, pero lo seguro es que toda esta era y todo lo que ha pasado en ella han sido movimientos muy pensados para labrarse un buen futuro. Nos explicamos: Si Lady Gaga en vez de Joanne hubiese hecho un LG5 como el que esperábamos, lleno de super-hits y extravagancia, habría sido un fracaso rotundo.

La cantante no estaba en su mejor momento artístico después de ARTPOP, y ha logrado durante 2 años "calmar a las fieras" (por así decirlo) con Cheek To Cheek, AHS, Til It Happens To You y todo lo que ha hecho previamente a Joanne. Este último disco ha sido la estrategia final para terminar de allanar el terreno para evitar volverse a tropezar.

La verdad que lo ha hecho muy bien y durante los últimos meses hemos tenido momentos del gusto de todos: tanto actuaciones y canciones tranquilas y sencillas (las de Million Reasons, por ejemplo) hasta otras donde lo ha dado todo (Super Bowl). Lady Gaga necesitaba volverse a ganar al público y no podía volver pretenciosa; ahora lo ha logrado y lo que venga en el futuro puede ser lo que le da la gana porque, si lo hace bien, tendrá éxito asegurado.   


Conclusión (personal)


No puedo decir que Joanne haya sido un mal álbum porque no es así, pero lo cierto es que no es lo que quería después de 3 años de espera y un ARTPOP bastante desastroso. Ni siquiera pedía que volviera a "sus orígenes" como muchos deseaban. Tan solo esperaba un trabajo que fuera fiel (pero fiel de verdad) a su esencia y con una evolución. Con Joanne he sentido que Lady Gaga no ha saltado hacia adelante, se ha ido hacia un lado, hacia otro camino. 

Suelo contradecirme mucho a la hora de opinar sobre la versatilidad de Gaga, porque del mismo modo que me gusta, también esto hace que muchas veces nos ofrezca cosas que no me gustan nada y hacen que me cabree. Y ahí está el riesgo de querer ser un artista tan innovador, que a veces creas algo que los fans no esperan ni quieren de ti. Quizás sea eso lo que me ha pasado con este nuevo álbum. Porque cuando yo pienso en "Lady Gaga" pretendo encontrar otro tipo de cosas y de música que no he recibido últimamente de ella. 

Pocas veces (o ninguna) he usado Ohh My Gaga! para hablar en primera persona directamente con vosotros, pero respecto a esto necesitaba desahogarme. Si, me gusta Joanne, pero sé que con los años lo iré olvidando poco a poco, y otros futuros trabajos de la cantante irán ocultándolo en el baúl de los recuerdos. Como he dicho más arriba, sé que con el tiempo veré esta etapa con cariño, porque también ha aportado grandes momentos y recuerdos, pero no puedo evitar seguir con ganas de que vuelva a sacar algo nuevo que me sorprenda de verdad. 

Ya para acaba, diré que tengo una teoría con poco fundamento pero de la que confío mucho. Más arriba la he intentado explicar, y es que pienso que Gaga se está reservando para 2018 o más adelante, cuando de verdad venga con ese disco y con ese Pop que tanto deseo (y que muchos deseamos). Mother Monster siempre dice que sabe lo que sus fans quieren, pero después lo cierto es que nunca termina de dárnoslo. Eso es porque hacerlo, lo hará, pero quizás este 2016 no era el momento (por los motivos que sean, eso es ya otra conversación).

En 2018 se cumplen 10 años de su debut y yo tengo la esperanza de que hará algo grande. Ya veremos. 

¿Qué piensas al respecto? ¿Cuál es tu valoración final de la era Joanne?
¿Te gustaría que siguiéramos haciendo opiniones personales?